Facetas con y sin preparación

Se realizan normalmente en el caso de los pacientes con altas consideraciones estéticas. Las facetas sin preparación o non-prep se realizan por el pulido del diente, su resistencia creándose sólo por la técnica adhesiva.

 

El procedimiento de uso de las facetas dentales representa un procedimiento estomatológico de restauración, situado en la categoría de la estética dental, porque puede mejorar la forma, posición, aspecto y color de los dientes.

 

Este procedimiento se puede realizar para un solo diente o para varios, incluso en toda la parte de las arcadas visibles cuando sonreímos – normalmente hasta 5 dientes anteriores para cada arcada. Las facetas cerámicas pueden resolver problemas como:

  • Espacio y diastemas (espacio dental)
  • Fracturas ángulos en el esmalte y fisuras de los dientes
  • Discromías a causa de los tratamientos endodónticos, medicamentos o fluorización
  • Erosión del esmalte
  • Dientes torcidos, desiguales o con alineación incorrecta
  • Obturaciones grandes, no estéticas en los dientes anteriores
  • Hipoplasias del esmalte
  • Amelogenesis imperfecta
  • Dientes muy cortos
  • Dientes con una leve rotación
  • Dientes cónicos
  • Reequilibración oclusión y postura

 

 

fatete-dentare[1]

Leave a Comment